• Revista Luciérnaga

Geoffrey Rush será un anciano Groucho Marx en 'Raised Eyebrows'


Según informa Variety, Geoffrey Rush ha llegado a un acuerdo para encarnar al mítico Groucho Marx en la película que se titulará Raised Eyebrows y que dirige Oren Moverman, realizador y guionista israelí responsable de títulos como Rampart (2011), Invisibles (Time Out of Mind, 2014) o La cena (The Dinner, 2017).


Por lo que sabemos hasta ahora, Raised Eyebrows se basa en el libro del mismo nombre escrito por Steve Stoliar, que también ha colaborado en el guion del film. Stoliar sitúa la acción entre 1973 y 1977, es decir, en los últimos años de vida del genial cómico Groucho Marx, y se centra en el peculiar carácter de este y en su difícil relación con su agente, Erin Fleming, a la que dará vida la actriz Sienna Miller.


Este papel protagonista supone el regreso a la primera línea de Geoffrey Rush, el talentoso actor australiano nominado cuatro veces al Oscar y ganador en 1997 por su papel en Shine (Scott Hicks, 1996). Curiosamente, sus nominaciones han venido por interpretar a personajes históricos reales, como Philip Henslowe en Shakespeare in Love (John Madden, 1998), el Marqués de Sade en Quills (Philip Kaufman, 2000) o el logopeda Lionel Logue que enseñaba a hablar en público al rey Jorge VI en El discurso del rey (The King's Speech, Tom Hooper, 2010), además del mencionado pianista David Helfgott en Shine.


Rush lleva apartado de la interpretación desde 2019, coincidiendo con el juicio suscitado tras unas acusaciones de «comportamiento sexual inadecuado» lanzadas por la actriz Erin Norvill y que Rush presuntamente llevó a cabo durante la producción teatral de King Lear en Sydney. En abril de 2019, Geoffrey Rush fue absuelto e incluso indemnizado con 600.000 dólares por daños y perjuicios. El propio actor se mostró agradecido por el veredicto, pero reconoció el daño sufrido por la situación, y calificó el tiempo transcurrido entre las acusaciones y el juicio como «los peores once meses de mi vida». No obstante, cabe recordar que Rush ya vivió una situación similar cuando la actriz Yael Stone (Orange is the New Black) confesó en una entrevista que Rush, durante una producción teatral de The Diary of a Madman en 2010, «le enviaba mensajes de texto sexualmente explícitos, le mostró sus partes íntimas, le tocaba de una forma que ella califica como "muy sensual" y "no deseada" e incluso usó un espejo para verla desnuda en la ducha». Stone no quiso denunciar la situación en su momento y el asunto se zanjó con unas disculpas públicas de Rush y la manida excusa de que esas situaciones «han sido sacadas de contexto».