• Revista Luciérnaga

Netflix también castiga a The Punisher y Jessica Jones



Apenas cuatro años ha durado el idilio entre Netflix y Marvel, los dos gigantes del entretenimiento en la pequeña y gran pantalla a nivel mundial. El ambicioso proyecto de crear un universo superheroico (The Defenders) paralelo a los largometrajes estrenados en salas se ha saldado con cinco proyectos irregulares que, uno tras otro, han ido pasando a mejor vida. Tanto Daredevil (Drew Goddard, 2015-18) como Luke Cage (Cheo Hodari Coker, 2016-18) y Iron Fist (Scott Buck, 2017-18) fueron canceladas a finales del año pasado, y este fin de semana hemos conocido que le ha llegado el turno a The Punisher (Steve Lighfoot, 2017- ) y Jessica Jones (Melissa Rosenberg, 2015- ).


Netflix, que el pasado 18 de enero estrenaba los 13 episodios de la segunda temporada de The Punisher, ha confirmado que estos serán los últimos de la serie en su plataforma. No ha terminado de cuajar el violento justiciero encarnado por Jon Bernthal, quien ha sido confirmado para la precuela de The Sopranos que está preparando New Line.



Algo más sorprendente ha sido la cancelación de Jessica Jones, la segunda serie más veterana del universo Defenders en Netflix, y que va ya por su tercera temporada. La serie protagonizada por Krysten Ritter alcanzó su mayor cota de éxito con su primera temporada en 2015, para luego ir desinflándose poco a poco hasta acabar con el cierre definitivo una vez finalice su Season 3.


Con estas cancelaciones parece cada vez más evidente el divorcio entre Netflix y Marvel, que muy probablemente traslade sus nuevos proyectos televisivos a Hulu (que próximamente pasará a las manos de Disney, la reina madre de todo esto) o incluso a la futura plataforma de streaming Disney+, que precisamente tendrá en Netflix su mayor rival en la lucha por la audiencia doméstica en los próximos tiempos.

La luz contra la pantalla

Revista Luciérnaga   Cine, Series y más.