• Revista Luciérnaga

Nuestras películas favoritas de 2020

2020 será, por muchos motivos, un año que nunca olvidaremos. Un año marcado por una pandemia mundial, que ha repercutido (y mucho) en el cine que se ha estrenado en salas, especialmente a partir del mes de marzo. Aún así, nosotros hemos recopilado nuestras filias particulares en este Top 10 (+1) de películas de 2020:


11 - Onward (Dan Scanlon, 2020)


Un road trip de dos hermanos totalmente opuestos que deberán encontrar un punto en común para lograr su objetivo no parece la propuesta más original de Pixar. Sin embargo, aunque partimos de un planteamiento sencillo, recorremos una de las historias más conmovedoras y adultas de la factoría. Una fantasía medieval en forma de viaje en carretera que tiene como destino plantearnos algunas preguntas y ablandarnos el corazón. La película parece medida al milímetro para transmitirnos el nivel de importancia que le debemos dar al tiempo pasado. Y al final, llegamos a un lugar en el que podríamos ya haber estado, pero nunca de esa manera.


por Jaime Estrela


10 - Verano del 85 (Été 85, François Ozon, 2020)


Hay muchos motivos para decir que Verano del 85 es un título indispensable este año. El principal es que se trata de la mejor película LGTB de 2020. Que la película sea de François Ozon es otro punto a tener en cuenta. Que la historia entre los dos chicos protagonistas (interpretados por Félix Lefebvre y Benjamin Voisin) sea intensa y pasajera también influye. Verano del 85 se centra en lo complicado del primer amor, en cómo idealizamos esos primeros encuentros sexuales o pasionales, y también plantea una interesante reflexión: ¿nos enamoramos de alguien o de la situación? Igual que ocurre en otros filmes de Ozon, como en En la casa (Dans la maison, 2012), es muy importante diferenciar, o intentarlo, entre lo que ocurre realmente y lo que el protagonista está contando a través de lo que escribe, jugar a si la historia pasó así o solo asistimos a cómo el protagonista quiere contar lo que vivió a su manera idealizada. Aparte de la fantasía o de la realidad impregnada de fantasía, la película nos deja momentos muy emocionantes: esa escena en la discoteca entre los dos personajes principales o el momento en el cementerio bailando al ritmo de Sailing de Rod Stewart. Imposible contener las lágrimas.


por Javier Valera


9 - Jojo Rabbit (Taika Waititi, 2019)


Jojo es un niño que vive solo con su madre en la Alemania nazi, ya que su padre lleva años ausente (supuestamente) sirviendo a su país. Debido a la interpretación inocente que hace de lo que ocurre a su alrededor, Jojo desarrolla un amor incondicional por el régimen de su país y crea un amigo imaginario con la forma de Adolf Hitler, con el que conversa y al que le plantea las preguntas que no se atreve a hacerle a su madre. Esta idealizada amistad chocará con la realidad cuando Jojo conozca a una niña que representa todo lo que cree odiar.

Abordar el nazismo y sorprender es complicado, debido a ser un tema recurrente en el cine. Por este motivo, es necesario un enfoque con gancho para captar la atención del espectador. En el caso de Jojo Rabbit, Taika Waititi lo consigue gracias a una película sencilla pero llena de personajes entrañables, sátira y humor negro.


por Irene Subiela


8 - My Mexican Bretzel (Nuria Giménez Lorang, 2019)


Podríamos encontrar decenas de razones por las que una película como My Mexican Bretzel encuentre sitio entre las mejores propuestas de este año. Una podría ser su ambiguo planteamiento de ficción construida a partir de imágenes documentales, colocándose así en un sugerente terreno intermedio que cuestiona las etiquetas de ficción y no ficción, obligándonos a (re)pensar nuestros esquemas de análisis. Otra podría ser la capacidad de Nuria Giménez Lorang para tejer un relato que, a partir de las grabaciones reales de sus abuelos a mediados del siglo XX, habla de la insatisfacción burguesa, del derrumbe de las convenciones sociales y de la necesidad de libertad. Y otra podría ser su audaz utilización (o, más bien, falta de ella) del sonido, lo que convierte a My Mexican Bretzel en un ejercicio de estilo que, lejos de resultar vacío o pretencioso, se llena de posibilidades y crece en cada visionado. Una pequeña obra maestra.


por Héctor Gómez


7 - Beginning (Dea Kulumbegashvili, 2020)


De un país pequeño al este del mar Negro nos llega una película inmensa y universal. En ella asistimos casi literalmente a un proceso de descomposición, como si de un pedazo de carne a la intemperie se tratara. Desde la distancia, seca y crudamente, así nos cuentan la historia de una catequista en una pequeña comunidad de testigos de Jehová. La protagonista parece ubicada en medio de un campo de minas en el que cada paso que dé puede resultar como mínimo muy doloroso, y así es. Porque cuando los pilares sobre los que cimientas tu vida no solo se tambalean, sino que son bombardeados brutalmente, es difícil saber por dónde «empezar» a construir de nuevo.


por Jaime Estrela


6 - 1917 (Sam Mendes, 2019)


1917 será recordada como la película en que la mayor parte del público —puede que no tan cinéfilo— aprendió lo que es un plano secuencia (y cómo no, se fascinó). La película bélica de Sam Mendes llegó durante la recta final de la época de premios para arrebatar más de una estatuilla. No hace falta recordar las muchas referencias cinematográficas a iconos del género que contiene, pero cabe destacar la espectacular fotografía llena de contrastes que enmarca un ambiente hostil y, a su vez, esperanzador para unos soldados que solamente quieren volver a casa. Destacable también un diseño de producción impecable que consigue algo que parece imposible: contar una historia en tiempo real y sin un fallo de raccord.


por Mar Gimeno


5 - Mank (David Fincher, 2020)


Herman Mankiewicz sirve como punto de partida para que el fantástico David Fincher construya una obra sensacional en estilo y forma que nos traslada a la edad de oro del cine de Hollywood. Un viaje con aromas a cine clásico por el mundo que hay detrás de las cámaras y en el que Gary Oldman interpreta uno de los papeles de su carrera. Como recomendación para el espectador, la nueva película de Fincher debería ir acompañada siempre de un pase previo de Ciudadano Kane (Citizen Kane, Orson Welles, 1941). Poder comprender su cómo y su porqué hará que la experiencia sea completamente distinta. Una película sobre egos, fama y corrupción rodada en un sensacional blanco y negro.


por Pablo Alberola


4 - El año del descubrimiento (Luis López Carrasco, 2020)


La película de Luis López Carrasco se ha convertido, de forma inesperada, en lo más sorprendente de este 2020. El año del descubrimiento podría no haber interesado al gran público —estamos ante un documental de 200 minutos—, pero sí lo ha hecho. Posiblemente una de las causas de que haya gustado es porque habla de nuestra historia reciente, ya que la premisa parte de unos hechos ocurridos en 1992 en Cartagena, cuando todo el país solo pensaba en Olimpiadas y en la Expo, y de la lucha por parte de una clase social baja. A través de testimonios de la clase obrera y trabajadora (¿en cuántas películas se les da voz a estas personas?) asistimos a una radiografía social que se evidencia cercana, y ese es el acierto: podrían ser típicas conversaciones de bar pero esta película no es solo una superficial charla entre conocidos, su trascendencia es mucho mayor. La idea de que sea un bar de barrio el punto de encuentro del relato es uno de sus grandes aciertos y, a nivel formal, con esa pantalla dividida se consigue que no se pierda ningún detalle o reacción necesaria. Todo eso, y mucho más, hace que El año del descubrimiento sea de lo más atrayente en forma y fondo. En resumen: es la mejor película española del año. Ya era hora de que el cine social español vuelva a tener importancia.


por Javier Valera


3 - El juicio de los 7 de Chicago (The Trial of the Chicago 7, Aaron Sorkin, 2020)


La segunda película dirigida por Aaron Sorkin, conocido especialmente por su labor de guionista tanto en televisión (El ala oeste de la Casa Blanca, 1999-2006) como en cine (Algunos hombres buenos, Rob Reiner, 1992), aborda un juicio real de enorme trascendencia mediática en un periodo de transición entre presidentes. Los acusados, manifestantes contra la guerra de Vietnam, están liderados en el reparto por un magnífico Sacha Baron Cohen, que demuestra ser uno de los actores más polifacéticos de los últimos años. Diálogos intensos, monólogos inolvidables y unas réplicas ingeniosas marca de la casa, se suman a una manifestación que trasmite angustia y violencia, convirtiéndola en una de las películas más completas del año.


por Abel Campillos


2 - Diamantes en bruto (Uncut Gems, Benny y Josh Safdie, 2019)


Tras la vertiginosa Good Time (2017), los hermanos Safdie apuestan de nuevo por representar la avaricia endémica estadounidense a golpe de luces de neón y un ritmo que no permite respirar al espectador durante todo su metraje. La crudeza de sus imágenes no resulta ajena al elevado cuidado de los aspectos técnicos del filme, de una entereza innegable. Un descenso a los infiernos del dinero fácil pilotado por un Adam Sandler pletórico cuyo devenir se augura tan funesto y trucado como su universo. Diamantes en bruto, con su opulencia desmedida, tiene la intensidad de una rave. Una de las películas más inolvidables de este 2020.


por Carlos Cuesta


1 - El faro (The Lighthouse, Robert Eggers, 2019)


Robert Pattinson y Willem Dafoe se embarcan en una historia de soledad, mitos y leyendas del mar capitaneados por el joven director Robert Eggers. Este film, grabado en 16mm y en un potentísimo blanco y negro, cuenta cómo un veterano farero y su joven ayudante deben convivir cuidando de un viejo faro en una isla remota de Nueva Inglaterra durante un mes. Las supersticiones y las jerarquías de poder acabaran creciendo con el paso de las semanas hasta la locura. El faro es una película asfixiante, oscura y sucia que viene de la mano de una de las mayores promesas del cine de terror durante los últimos años.


por Pablo Alberola



BONUS TRACK - Estas son otras películas que han recibido votos por parte de nuestro equipo para formar parte de lo mejor de 2020:


  • The Vast of Night (Andrew Patterson, 2019)

  • Under the Skin (Jonathan Glazer, 2013)

  • Nunca, casi nunca, a veces, siempre (Never Rarely Sometimes Always, Eliza Hittman, 2020)

  • Estoy pensando en dejarlo (I'm Thinking of Ending Things, Charlie Kaufman, 2020)

  • Las niñas (Pilar Palomero, 2020)

  • El diablo a todas horas (The Devil All the Time, Antonio Campos, 2020)

  • Lo que el pulpo me enseñó (My Octopus Teacher, Pippa Ehrlich y James Reed, 2020)

  • Ondina (Undine, Christian Petzold, 2020)

  • The Gentlemen (Guy Ritchie, 2019)

  • Corpus Christi (Boze Cialo, Jan Komasa, 2019)

  • Richard Jewell (Clint Eastwood, 2019)












La luz contra la pantalla

Revista Luciérnaga   Cine, Series y más.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now